Ayuda a tu hijo a tener una sonrisa saludable

Ayuda a tu hijo a tener una sonrisa saludable

Una hermosa sonrisa comienza con dientes de leche sanos. Comienza a cuidar los dientes de tu bebé apenas aparezcan. Y luego enséñale buenos hábitos a tu hijo para que mantenga su boca sana. Los dientes de leche son importantes.

  • Ayudan a que los huesos y los músculos de la mandíbula crezcan adecuadamente.
  • Ayudan a tu hijo a aprender a hablar.
  • Hacen lugar para los dientes permanentes.
  • Ayudan a tu hijo a masticar la comida.

Cuida la salud dental de tu hijo del siguiente modo:

  1. Revisa y limpia los dientes y las encías todos los días.
  2. Dale a tu bebé alimentos y bebidas saludables.
  3. Lleva a tu niño al dentista antes de su primer cumpleaños.
  4. Protege los dientes de tu bebé con flúor.

Revisa y limpia los dientes y las encías de tu bebé todos los días.

Revisa los dientes de tu bebé.

Los dientes saludables deben ser todos del mismo color. Si ves manchas o puntos en los dientes, lleva a tu bebé al dentista.

Limpia las encías y los dientes de tu bebé.

• Lávale la boca dos veces por día o después de cada comida. Usa una toallita suave o un cepillo de dientes para bebés.

• Alrededor de los 2 años, comienza a usar una pequeña cantidad (del tamaño de un chícharo) de pasta de dientes con flúor.

Dele a su bebé alimentos y bebidas saludables.

Muchos refrigerios o bocaditos pueden provocar caries. Tener hábitos alimenticios saludables ayudará a tu hijo a crecer sano y fuerte, además de ayudarle a tener una hermosa sonrisa.

Lo que debes hacer:

  • Enséñale a tu hijo a beber de una taza cuando tenga 1 año.
  • Dale alimentos con alto contenido de calcio, como leche, yogur y queso.
  • Ofrécele alimentos sin azúcar, como frutas y verduras frescas.

Lo que no debes hacer:

  • No le dés a tu bebé un biberón para dormirse por la noche o a la hora de la siesta.
  • No llenes el biberón con líquidos dulces, como jugos o soda.
  • No sumerjas el chupón en nada dulce, como azúcar o miel.
  • No le ofrezcas golosinas como refrigerio.

Visita al dentista.

El dentista podrá ayudarle a cuidar la salud dental de tu hijo. Debes llevar a tu hijo al dentista cuando cumpla 1 año.

Visitar al dentista por la mañana, cuando tu hijo está más descansado, puede facilitar la consulta. Para los niños menores de 3 años, quizás sea conveniente que la mamá o el papá se sienta en la silla del dentista para sostener al niño durante el examen.

En esta consulta, el dentista:

Revisará los dientes, la mandíbula, la mordida y las encías de su hijo. Limpiará y pulirá suavemente los dientes de tu hijo. Te mostrará la mejor forma de limpiar los dientes de su hijo. Decidirá si su hijo necesita flúor.

Proteja los dientes de su bebé con flúor.

El flúor (también conocido como “fluoruro”) es un mineral presente en muchas cosas, como el agua que bebemos y los alimentos que comemos. El flúor protege los dientes contra las caries. Consulta a un dentista o médico si tu agua contiene flúor. Si no es así, pregúntale si su hijo necesita barniz de flúor (una capa que ayuda a mantener los dientes sanos).

Si tienes alguna pregunta, no dejes de consultar al dentista.

 

Copyright © 2011 de LA Care Health Plan, todos los derechos reservados excluyendo el material original en que se basa, que es un trabajo de gobierno de los EE.UU.

¡Es hora de inscribirte en L.A. Care Covered!
La Care
Eventos